jueves, 22 de julio de 2010

Porque Cuando una Puerta se Cierra, otra se Abre.



Esta vez me toca cerrar ciclos, poner punto y final y desearme “buena suerte” en la nueva andadura...el blog ha sido para mí una vía de expresión, un camino de autoconocimiento y un medio para dar a conocer al mundo mis inquietudes, mis reflexiones, mis pensamientos y mis propias emociones…todo eso que, a simple vista, me define…pero es hora de ir cerrando ciclos y clausurando etapas…porque, como me dijo alguien muy sabio: si tú no quemas etapas, ellas te quemarán a ti…y es cierto…así que he aprendido a tomar las riendas de determinadas situaciones y a decidir lo que quiero, lo que anhelo, lo que espero y lo que en definitiva mi alma me pide que realice…ésa es la única misión que he tenido desde que me he hecho consciente…desde que, como le pasó a Neo en Matrix, me he decidido por la “pastilla roja”…

Así que os deseo también a todos vosotros un largo y feliz caminar, lleno de espinas y de rosas…llenos de amaneceres y de largos paseos bajo la luz de la luna, lleno de amor, de belleza, de bondad y de cariño..Gracias por ser y estar ahí.

Y a Ti, Amor de mi Vida, decirte que te sigo adorando, día y noche cada día de mi Vida.

A Ti Lector, que Te quiero por brindarme la oportunidad de plasmar mis sentimientos, pensamientos y emociones por escrito, por escucharme y por estar siempre del otro lado.

Y te quiero a Ti Vida por darme la oportunidad de Mi Existencia.

FOTO: Parque del Castro. Vigo (Pontevedra).

miércoles, 9 de junio de 2010

Cada persona, su momento


Cada persona llega a ti en el momento preciso, sólo debes saber esperar, confiar y aguardar, con la convicción innata de que todo funciona según un orden preestablecido, el universo es infalible, no se equivoca, no comete errores, hay un orden universal, un cosmos integrado por miles de gotas de Luz, por energía a raudales, por un caos ordenado, por el Todo, por la Nada… y en medio de este ritmo incesante de Vida tu única obligación consiste en brillar, en irradiar tu Luz, en saberte parte de ese Todo y en saber que sin Ti y sin cada uno de los Seres que te cruzas, el puzzle estaría incompleto, el entramado que formamos, la máquina que vivimos y creamos es perfecta, tan sólo confía y disfruta la travesía…



Porque si realmente somos piezas dentro de un juego prediseñado yo sólo quiero estar bien despierta, abrir mis bonitos ojos verdes (licencia poética) y permitirme descubrir el mundo, las relaciones, las personas y lo que cada una tenga para enseñarme…o yo a ellas.



En la India, hay una etnia que no dice “Hola”, sino “yo saludo a la Divinidad que hay en ti”…porque están plenamente convencidos que cada uno de los seres que habitan la Tierra trae una misión, un algo divino, un mensaje y descubrir ese algo es tarea individual de cada uno de nosotros.



Cuando consigas ver a los ojos a alguien y no ver su cuerpo, ni sus pupilas, ni sus facciones, cuando consigas de verdad traspasar la barrera física que nos separa entenderás de lo que hablo, no veo tu cuerpo, no veo tan sólo tu mirada, ni tan siquiera observo tus gestos, veo tu alma, ese alma que esconde el cuerpo que habitas, que está llena de Luz, de energía, de optimismo, de felicidad, y está ahí, simplemente esperando a que tú le des la oportunidad de Salir y Brillar.



Si cada uno consiguiésemos ver esa divinidad en nuestro interior la vida sería una travesía placentera y no un camino de lucha, egos y poder por sobrevivir y ser mejor que el otro...si tan sólo el empeño fuese brillar, la vida sería un paisaje de luz donde cada uno brillaría con su propia tonalidad.



Hoy permítete ver más allá de las forma, del personaje, del ego, del sistema, hoy, descubre ese alma que habita al cuerpo…y, si no lo consigues, respira… y observa de nuevo, te aseguro que está ahí, esperando a ser descubierta.



Y a Ti, Vida Mía, que Te adoro, lo sabes, Hoy y Siempre.

miércoles, 14 de abril de 2010

Unificando criterios...


El sábado, en plena meditación, una idea cruzó mi mente, mi alma y todo mi Ser…Paula, unifica criterios, me repetía. Supongo que tiene mucho que ver con la conversación que mantuve con Rebeca, un Canal y un gran Ser de luz que ha venido en forma humana a inspirar conciencia….



Unifica criterios….me repetía…



No sabía a qué se refería, pero, como tantas otras veces que pedí una aclaración, la obtuve. Rebeca propugnaba la no dualidad, el saber amar lo que se vive, el crecer desde la paz y el amor y no desde el conflicto, el no dejar que el ego gane la batalla imponiendo su lucha incesante ante cada situación...yo, defendía que el conflicto, en innumerables ocasiones, es inevitable…dos caras de la misma moneda y de pronto, la solución: Unifícalo…Piensa con el corazón, siente con la cabeza….qué complicado...porque el amor que nutre e inunda mi ser de luz debe también nutrir y servir de alimento a mis emociones y a mis pensamientos, porque sólo las ideas que nacen del amor, cuentan con la fuerza y el respaldo necesario para ser llevadas a término…rompiendo moldes, desafiando conflictos, desvaneciendo o más bien, aceptando y trascendiendo el ego y la materia.



Sentir con la cabeza significa dejar que el amor impregne cada pensamiento que surge, cada idea, y esto significa también que los actos que sean consecuencia de esas ideas irradiarán y destilarán amor y belleza expandiendo esa magia a todos los seres y a todo el ambiente que te rodea…llenando con su luz cada uno de los rincones que con su brillo alcance.



Significa hacer que la energía que fluye por tu Ser, que nace en tu cuarto chakra alcance y se expanda al resto…y dejar así que su esencia se respire, se sienta y se perciba por cada una de tus acciones, ideas o pensamientos.



Supongo que es un trayecto de por vida...el conseguir unificar criterios, el que mis actos estén bañados del amor que siento y mi mente esté de acuerdo en llevarlos a cabo…para mí, todavía no es tan fácil como Rebeca propone…pero sé que hacia ello camino…lo bueno, es que, ahora, ya no tengo prisa.



Un besazo cargado de cariño y feliz semana.

jueves, 25 de marzo de 2010

Ese sitio


Y si de verdad existiera?



Si de verdad existiera un sitio donde no hubiese espacio, ni tiempo?, donde tu alma estuviese a buen recaudo, donde no importase nada más que tu magia, tu esencia, donde cada ser es único, indescriptible, mágico, especial..



Un lugar donde se contiene toda la información que cada uno alberga, donde está archivado cada paso, cada decisión, cada camino.



Donde las almas se aman, se buscan y se unen, y donde todo, absolutamente todo está rodeado de amor.



Donde cada discusión, cada enfado, cada desesperanza carece absolutamente de sentido.



Si ese lugar existe yo quiero visitarlo, porque quiero volver allí cada día, cada minuto antes de dormirme, cada mañana, al amanecer, porque quiero recordar de dónde venimos y sobre, todo, porqué y para qué.



Porque, a menudo, en el día a día se me olvida que simplemente…somos luz, somos magia, somos apenas una gota de energía que ha adoptado forma humana para lidiar con las batallas del día a día, para crecer, para querernos, para evolucionar, porque cada capa de la cebolla que consigas descubrir simplemente hará que brille más tu esencia, tu diamante.



Hay un sitio donde tu alma brilla sin cesar, sin capas, sin oscuridad, sin disfraces, hay un lugar, el lugar de donde procedes, que sabe que allí volverás cargado de experiencias, de saberes, de crecimiento.



Si consigues relacionarte alabando simplemente la divinidad y esa magia que cada uno de nosotros alberga dentro de sí, podrás disfrutar de una nueva vida, de unas nuevas relaciones, todo un universo nuevo se abrirá ante ti si te permites el placer de descubrirlo…a veces, se nos olvida, y sé que no es fácil, pero, tranquilo, vuelve la vista atrás, seguro que no recuerdas tu origen? Si haces memoria, en silencio, en calma y sosegadamente, seguro que sí, sé que sí.



Un besazo enorme, Te Quiero, Hoy y Siempre.

miércoles, 10 de marzo de 2010

Recuperando la Fuerza Innata






Paradójicamente, cuando más perdida me hallo en el mundo que habitamos más me funciona el siguiente truco:





Recurro a mi niñez…me pienso y me siento como una niña de 5 o menos años…recurro a la visión que entonces tenía del mundo: un lugar por explorar, seguro, feliz, lleno de oportunidades y TODAS eran para mí.





Me sabía (o me creía) inteligente, confiaba en mis dones y en mi habilidad instintiva natural…confiaba en todo eso tan sólo sentada en la cocina de la casa de mi abuela…frente al periódico o a mis múltiples libros…preguntándole a ella cada duda de pronunciación…aprendiendo a leer me sentía con todas las posibilidades de aprendizaje a mi alcance y además, con toda la capacidad necesaria para atravesar cualquier problema de comprensión que pudiere surgir.





Así, cuando en la rutina del día a día me siento perdida, sin fuerzas, sin ánimo o simplemente, extravío mi rumbo, intento recordar aquella sensación de seguridad, aquella estabilidad que entonces me acompañaba y en un suspiro, vuelven a brillar mis ojos, mi mirada y mi alma despierta y me siento fuerte, jovial, merecedora de mi vida y de mi reino.





Te reto a que vuelvas al pasado más remoto, al origen, que te vuelvas a sentir como el niño o la niña que un día fuiste cuando con tan sólo coger un juguete te hacía feliz, cuando con tan sólo con que tu madre te abrazase te hacía sentir el mundo, cuando un “buenas noches” era sólo el síntoma de que aquel día había acabado y no había nada más importante ni antes ni después de ese momento.





Recuperemos esa inocencia, esa “insensatez”, ese abandono de preocupaciones y esa alegría por el mero hecho de vivir.





Dicen que en Salvador de Bahía la gente, aún sin grandes posesiones materiales, siente cada día un gozo y una alegría inhóspita por el simple hecho de estar vivos…quizá sea porque no han dejado tan atrás ese niño que nos habita…ese niño que sólo busca divertirse con cada comienzo, que pide diversión y entretenimiento, que pide a gritos espacio para expresar todo aquello que desea… te reto a que intentes recuperarlo, sentarte frente a frente con él y descubras todo lo que tiene que decirte.





Un besazo de mitad de semana, ánimo con el lavoro amigo argentino





Y a Ti, que Te Quiero, Hoy y Siempre.


FOTO: Paseo de Bouzas. Mi rincón particular. Vigo (España)



lunes, 8 de marzo de 2010

Caminando en Círculos

Siempre me he preguntado qué pasaría cuándo….


Cuando alcanzase la mayoría de edad


Cuando me fuese de casa


Cuando consiguiese trabajo


Cuando ascendiese en él…



Siempre un cuándo, un hasta dónde, un cuando llegue.. haré, diré, pensaré, estaré..



Hasta que me di cuenta: no hay dónde llegar, no hay un status quo que determine la meta…la vida no es lineal, sino circular, son ciclos, está siempre girando, siempre en la rueda de samsara.



Eso da cierta tranquilidad pero, al mismo tiempo, cierta desesperanza, nunca cesa, todo crece, decrece, se transforma y evoluciona, pero no hay metas, no hay un punto de llegada. No, no lo hay.



Sabiendo que todo en la vida es cíclico, eso te da la oportunidad de calmar tus expectativas, de saber que tienes oportunidad de progreso y evolución reiteradas, que cada ciclo te brinda nuevas oportunidades y que tú, sólo debes estar atento para poder aprovecharlas y extraer la conclusión necesaria.



No busques un punto de llegada, ya conoces el de partida, ahora sólo vive y confía.



A veces, ese punto de partida no es el de la acción, como en La Odisea, no empieza cuando el barco zarpa, a veces hay que pasar por el proceso de “caos” que llaman los alquimistas, ese caos previo, ese tiempo de impasse, esa espera te permitirá dotarte de la paciencia necesaria para saber atravesar futuras adversidades…cierto que a casi nadie le agrada esperar y más a personas guerreras, proactivas y con un sentido claro y marcado de lo que es la acción…pero, a veces, la espera se impone y la trampa es caer en la desesperación, en la amargura de la inacción, en la desesperanza de que hay vida y debería ser vivida de un modo concreto…sin embargo, no debes perder de vista que esa espera te dará fuelle, te permitirá dotarte de reservas energéticas a las que podrás acudir cuando el viento azote, cuando pienses que tu barca, como la de Ulises, zozobrará, y entonces sabrás que la única calma que verdaderamente existe parte del mismo centro de tu Ser y este tiempo es imprescindible para que la descubras porque así tendrás la opción de poder desarrollar una paciencia que, posteriormente, te permitirá disfrutar de una mejor travesía.



Un besazo, amig@ impaciente…a mí me cuesta cada día.

FOTO: Cerdeña (Italia).

viernes, 5 de marzo de 2010

Limitáte a SER...porque YA ERES


Allí todo es simple y profundo. Hay muy pocas cosas, ¡y cada una tiene enorme valor!

- Entonces este mundo y aquél son muy diferentes, ¿no?

- Allí, cada pequeña cosa proporciona felicidad. Cada roce es valioso. ¡Sentimos una enorme alegría por el simple hecho de tocarnos, de estar juntos! Allí nadie sueña con llegar a ser, ¡porque cada uno ya es! (entrevista al Tuareg, MOUSSA AG ASSARID)

Es simple: imagínate un semilla…una semilla de un árbol, por ejemplo… ese árbol todavía no está materializado, pero la semilla lo contiene, si tú ves a la semilla sólo ves eso: una semilla, pero, con tiempo, alimento y dedicación, acabará convirtiéndose en lo que YA ES.

Sucede al igual con tu Ser…ya ERES, sólo que quizá no está materializado…todavía no hay frutos, ni ramas, siquiera tronco, pero YA ERES…cuánta liberación se podría experimentar si verdaderamente nos limitásemos a SER sin tratar de llegar a ninguna parte, simplemente ESO, existiendo, viviendo, respirando, disfrutando y sobre todo, creciendo y aprendiendo…porque preocuparse por el futuro es, simplemente absurdo y un desgaste de energía, porque el futuro YA ES aunque tú aún no puedas percibirlo.

Todo es simplemente cuestión de enfoque, de capacidad de abrir fronteras y de VER, sobre todo de VER.

Ten FE, y sobre todo, confía en tu propia naturaleza, estoy segura de que ELLA sabe cómo obtener sus propios FRUTOS.

Te adoro mi Vida, Hoy y Siempre.

Un Besazo y Feliz fin de semana.

FOTO: Sardinian´s Sea.

jueves, 25 de febrero de 2010

Te prometo que Se evapora...



Y todo desaparecerá...como si el simple miedo perdiese su fuerza al ser descubierto..como si por el mero hecho de enfrentarte a tu león, éste se evaporase, como una nube, como un halo, como la nada.



Porque, en esencia, todo parte de la mente y, por tanto, es nuestra propia creación, nuestros miedos, nuestras limitaciones, nuestros conflictos, nuestra partes aún no descubiertas y nuestros absurdos e ilógicos límites.



Dicen que para entrenar a un elefante lo único que se necesita es atarlo durante su infancia a un árbol, y así, en el futuro, el simple hecho de llevar enganchada una bola de hierro a la pata le hará creer que sigue amarrado al árbol y por tanto, que no puede moverse.



Sucederá igual con nosotros? Nos hemos cansado de luchar contra el tronco del árbol? Hemos cedido nuestra fuerza y nuestro poder a entidades externas que no somos nosotros? Que nos co-habitan pero que, en ningún caso están en nuestro interior para decidir si es posible o no enfrentar una situación? Seguramente sí.



Seguramente el paso del tiempo, la educación, nuestros padres, aun con toda su buena voluntad y con todo su amor, han creado en nosotros barreras imaginarias, obstáculos que no son más que el reflejo de los suyos propios y que además, quizá ni siquiera les pertenecían.



Pero, una vez que te haces consciente del todo que te limita, una vez que sabes y te atreves a mirar frente a frente a la bestia que tienes delante y, sin dar marcha atrás, sabes tomar el impulso necesario para enfrentarte a ella, desaparecerá, te lo aseguro, es como si fuese una película, como si todo lo vivido hasta ese momento te resultase un sueño o una pesadilla, un algo imaginario y absolutamente carente de realidad.



“El valor no consiste en hacer las cosas en ausencia de miedo, sino en hacerlas A PESAR de él”




El regalo es poder ver hacia atrás, ver todos esos obstáculos que se colocaban o que auto-colocábamos en el camino y saber que NOSOTROS SÍ los hemos superado, saber que, como siempre, la FUERZA nos habita y el resto es sólo nuestro propio decorado, no temas a tus invenciones, si están ahí es porque tú has decidido que tienes el valor de traspasarlas, así que tan sólo CONFÍA EN TI .Siempre.




Un besazo mi Vida, Que Te Quiero, Hoy y Siempre.

FOTO: Altea (Alicante) España.

lunes, 22 de febrero de 2010

Reconociendo mi parte "imperfecta"...

Ya no busco a alguien que me ame…busco a alguien que SE AME.


Ya no busco a alguien que sea sincero/a conmigo…busco a alguien que SEA SINCERO/A CONSIGO MISMO.



Porque nadie puede dar AMOR a los demás si primero no ha aprendido a AMARSE a sí mismo, y eso no es egoísmo, es una realidad.



Si tú no has aprendido todavía amarte, puedes ir olvidándote de encontrar una persona, pareja, amigos, familia, etc…que te ame libre y sanamente.



Por libre y sanamente yo entiendo ese AMOR en mayúsculas, incondicional, sin reservas, sin límites…amarse no es exigirse, no es modificarse, amarse pasa por conocerse a uno mismo, con sus luces y sus sombras, sobre todo, con las sombras…con esa parte que a todos nos gustaría meter debajo del felpudo o en el armario de las cosas imposibles.



Pasa por desempolvar cada defecto, uno a uno, revisar conductas, analizar “errores” y sopesar las consecuencias…y, desde ahí, tomar consciencia del todo que nos habita y amarlo, amar cada una de nuestras pequeñas y grandes imperfecciones y cada una de nuestras humanas y divinas virtudes…si consigues ver este bagaje que contienes y ser plenamente consciente de que hay un sinfín de cualidades que no te hacen sentirte precisamente orgulloso, y, a pesar de ello, amarte, estás preparado para dar al resto del mundo amor, pero AMOR del de verdad, no del amor mendigo, carente de autoestima y buscando el beneplácito inconsciente o consciente de tus acciones para conmigo…buscando constantemente aprobación y agradecimiento.....ese “amor” que vende cada día la sociedad, que demanda el ego, que reclama la personalidad egoica y egotista…de ese no.



AMOR del sincero, de que existe sin exigir, del que te acompaña sin agobiar, del que respeta, del que escucha; del que defiende sus valores y principios y permite el espacio necesario para que tú puedas expresar y defender los tuyos…del que, cada día, desde que me he hecho consciente, anhelaba conseguir.



Sé que el trayecto es largo y cada día me siento más y más merecedora de mi Reino por haber conseguido subir otro peldaño…porque sé que poco a poco alcanzaré mi propia meta.



Un besazo incondicional, sincero, afectuoso y cargado de cariño



Te Quiero Vida, Hoy y Siempre.

FOTO: Playa de Samil (Vigo)

viernes, 19 de febrero de 2010

Invictus






Ayer película a lo grande: Invictus….habla del “simple” poder que adquieren los sueños colectivos, de traspasar las fronteras de tus metas y los límites de tu Alma.





La capacidad de todo ser humano es ilimitada, sólo que todavía no lo sabemos…si en realidad fuésemos conscientes de todo el potencial que nos alberga supongo que simplemente vivir supondría un desgaste continuo, un ardor incesante, una vida multiplicada por diez mil.





Pero, sin llegar a eso, creo que siempre se puede ir más allá, Siempre…y sobre todo siempre se puede hacer más si se cuenta con un respaldo colectivo…en la película, el equipo de rugby transforma su capacidad no por someterse a nuevas y duras pruebas físicas, que, obviamente, son necesarias, pero no es lo único, ni mucho menos.





Es preciso contar con “otras fuerzas”, saber “ver” que existen otras energías que son capaces de transformar una situación, de dar fuerza al alma y de transmitir el potencial necesario para enfrentarse a cualquier obstáculo que se nos presente.





Si cada uno de nosotros alberga un potencial tan ilimitado, por qué no nos hacemos conscientes de éste? por qué no colaborar cada uno con su ampliación de la consciencia a transformar la realidad que nos sucede? Por qué no nos hacemos cargo de todo el poder del que disponemos y de que éste es mucho más efectivo y mucho más poderoso si lo ponemos en común?





Cuando todos luchamos por un mismo sueño, éste adquiere una dimensión inhóspita, adquiere una fuerza invaluable y despierta nuevas conciencias…quizá es tiempo de que todos pensemos en un bien común, dejando a un lado absurdos conflictos egoicos y absurdos dramas personales que nos son más que reflejos del personaje que nos habita…si consigues unirte en lograr un bien superior, único, infinito e inconmensurable, todo tu Ser se expande, como un globo, se hincha, crece, Despierta...porque tu evolución personal en la Tierra no puede estar reñida con el bien común, porque tú, aun cuando no seas consciente, no has venido solo, porque toda tu misión tiene que ver contigo, obviamente, pero también tiene mucho que ver con ese Proyecto Universal que has venido a desempeñar.





Ante cada acción, hay que hacer miles de preguntas, pero una de ellas siempre es… “Este hecho, ayudará al bien común o es simplemente una cuestión egoica e individual?” La respuesta, como siempre, la alberga tu Alma y tú tienes la llave y el poder de decidir.





La película termina : Yo soy el Amo de mi Destino, soy el Capitán de mi Alma”. (William Ernest Henley)





Un besazo impregnado de cariño y a Ti, que Te quiero, Hoy y Siempre.

Piensa en Grande


Por que sé que si me rindo sí que no lo conseguiré.



Porque sé y confío en que mi alma es la única que no puede mentirme.



Porque me ha costado un esfuerzo enorme llegar a superar todos los muros que se han auto-inventado en mi camino y, aunque sólo sea por respeto a mi fuerza y a mi constancia, y a todos esos seres de luz que me han acompañado, no puedo arrojar ahora la toalla.



Porque sé que si yo sigo soñando tú lo harás también conmigo porque siempre que alguien tiene un sueño grande no está solo en ese intento.



Porque sé las almas que caminan juntas, mirando hacia la misma dirección, terminan por encontrarse.



Porque sé, que al fin y al cabo, “sólo” es un proyecto divino del cual yo soy absolutamente responsable…y jamás podría perdonarme tal ofensa a la integridad de mi alma.



Aunque sólo sea por eso, sigo soñando.



Al fin y al cabo, “Si crees que es posible, estás en lo cierto; si crees que es imposible, también



Un besazo mi vida



Te quiero Hoy y Siempre.


miércoles, 17 de febrero de 2010

Ensoñando


Y si tú no tuvieses un sueño sino que tu sueño te ha soñado a ti?



Y si tuvieses tanta responsabilidad para con él que el sólo hecho de no conseguirlo supusiese una insatisfacción tan grande que te impidiese seguir avanzando en la vida?



Y si el único castigo por no asumir ni cumplir esa gran responsabilidad fuese precisamente esa desgana, ese desánimo, esa desazón, esa sensación de que algo no marcha como debiera? Que las razones ya no justifican la ausencia de brío y entusiasmo en la Vida?



Que cada día es un regalo y merece ser vivido como tal, así que: y si esa sensación de abatimiento por no cumplir los sueños no fuese arbitraria, no fuese un capricho del ego sino un Deseo Perenne del Alma? Es decir, no fuese algo aleatorio?... No es un capricho del destino que ames lo que amas, ya que es, sencillamente, tu deber, no sólo tu derecho.



Como todo, hay personas que pueden sobrellevar esa carga de amargura, esa desgana, ese desánimo como si fuese una leve y simple molestia vital…para otras, nos resulta sencillamente imposible de permitir que tal tedio suceda habitualmente en nuestra vida…tu Ser sé que se rebela, por qué no actúas? Cada día me repito la misma pregunta…..a ver si mi "señal divina" se presenta.



Un besazo mi vida.



Te quiero Hoy y Siempre.

martes, 9 de febrero de 2010

En un sin sentido..



Las películas que no sirven para extraer conclusiones no me gustan..y punto…pueden ser románticas, de acción, de intriga, un drama, de la vida o de la muerte, pero necesito una conclusión, una metáfora, una enseñanza.

Últimamente, la mejor película que he visto en mucho tiempo: “El secreto de sus ojos”.

Infinidad de veces he hablado del poder de la mirada, de la verdad que esconde o que refleja, de lo cierto y lo infalible que resulta buscar respuestas en los ojos de las personas porque ahí reside el Ser, la Esencia, la Verdad.

En “El secreto de sus ojos”, además de un juego infinito de miradas y deseos inconfesables, se esconde una metáfora de la vida, una enseñanza que se plasma en forma de historia escenificada de un modo absolutamente brillante.

Refleja la historia de un hombre sepultado por el dolor…atravesada su alma por un dolor tan inmenso que decide llevar esa carga por el resto de su vida sin pensar ni por un momento en soltar amarras y re-comenzar a vivir.

Entiendo que determinadas circunstancias en la vida dejan en nosotros una cicatriz, un recuerdo que a veces pervive sangrante en la memoria, pero de nosotros depende quedarnos en ese dolor ….o tratar de vencerlo.

Me gusta la forma en que la película lo refleja: ya que yo he de sufrir, tú sufrirás conmigo…y decido encarcelarte a ti y de paso, encarcelar mi alma…cuán amarga paradoja…

Si decido castigarte a ti por tu ofensa no estoy siendo consciente de que en realidad el castigo me lo inflijo yo a mí mismo, porque llevar esa carga de dolor y amargura es el peor de los venenos, el más amargo de los castigos y la crueldad más absoluta para nuestro propio ser, porque nuestro Ser tiene misiones que hacer, tiene destinos que vivir y si decidimos encarcelar nuestra esencia, guardando en la memoria la ofensa acometida, no haremos mas que aprisionar nuestra alma, nuestra misión vital.

Supongo que todo sería infinitamente más sencillo si lográsemos asumir e integrar en nosotros que simplemente estamos aquí de paso, que somos un personaje, que lo “real”, lo cierto, la esencia no se muda, ni se inquieta, ni se queja, ni sufre…porque todo es simplemente un juego diseñado y creado para nuestra evolución..

Qué imaginación la de James Cameron en Avatar... imaginación no sé, quizá no es tanta creatividad como conocimiento, conocimiento de que puedes arriesgarte a vivir, a perdonar, a dejar de sufrir, a simplemente recrearte en tus relaciones y a buscar qué enseñanza te traen en tu camino, dejando a un lado el odio, la rabia y la ira, porque todo eso forma parte de lo "irreal",lo humano y por ende, egoico, así que, cuando sea capaz de vislumbrarlo e identificarlo, tú te conviertes en un simple espectador de tus actos, y, desde ahí nada puede herirte, nada, si tú en realidad no lo deseas.

El odio no tiene sentido, porque paradójicamente no encarcelas al odiado SINO A TI MISMO,…soltar amarras, Óscar, se trata de eso, no?

Te quiero mi vida, Hoy y Siempre.

Un besazo.

viernes, 29 de enero de 2010

Modelando Sentimientos?






Amor no es mirar el uno para el otro…sino mirar los dos en la misma dirección…





A veces sucede que entregas algo, un regalo a alguien y ese alguien no desea aceptarlo…es su decisión.





Sucede que pretendes que los demás valoren aquello que a ti te nace espontáneo, pero eso es imposible; imposible porque los sentimientos son individuales, nacen dentro de cada uno, y a veces, crecen, incluso sin alimentarlos..





Hace tiempo, en un debate, discutía sobre si los sentimientos eran o no modificables a voluntad, sobre si una persona podía dirigir sus sentimientos hacia y cómo considerase que era “lo mejor”; yo, acérrima defensora del fluir, defendía que eso, sencillamente es antagónico…el sentimiento nace en ti, no puedes (y gracias a dios que no puedes) influir en él, no puedes modificar su curso, es como una fuerza que llevas dentro sin saber ni cómo, ni dónde ni cuándo ha nacido o si va o no a morir, sólo puedes saber reconocerlo y, si lo deseas, tener el valor de asumirlo.





Cosa diferente son las emociones o las actitudes…eso sí es modificable...yo puedo sentir que te amo, pero puedo decidir expresártelo con mis gestos, mis actos o mis palabras o callarlo y guardar ese tesoro para siempre.





Yo puedo sentir que deseo estar a tu lado, entregarte mi cariño, colmarte de abrazos y envolverte en mi halo y, si tú no lo deseas, yo puedo asumirlo y aceptarlo o bien sufrir amargamente porque tú no quieres apreciarlo.





Como decía Buda: "el dolor es inevitable, el sufrimiento, optativo".





Así que no voy a negar que duele, duele que alguien que amas no quiera recibir ese regalo que tu alma desea entregarle, duele saber que prefiere renunciar a ese cariño, decide alejarse y prefiere continuar con su rutina…pero eso es dolor, y en uno mismo reside la llave para abrir o no la puerta del sufrimiento, porque esa llave, créeme, la tienes tú y sólo tú.





Y yo, decido cerrarla.





Decido que por más que mi ego me pida auxilio, por más que mis emociones traten de forzarme al abismo, pretendiendo disfrazarse de sentimientos, sé que no es cierto, porque el verdadero sentimiento reside tan en el fondo de mi alma que jamás desearía nada, no desea tu cuerpo, ni tus abrazos, ni tu tacto, el verdadero sentimiento, ése que nace del centro del Ser, ése que ha nacido en mí, que siento y del cual no soy en absoluto dueña sólo te desea un buen viaje, una buena travesía y una experiencia agradable, sólo te desea que te relajes, que halles Paz y que sepas girar el timón de tu vida dándole el rumbo que tu alma desea…y eso, no puedo imponer que lo hagas a mi lado… si tú no quieres.





Por eso, creo que el proceso de llegar a equilibrar el ser y la personalidad pasa por saber conjugar sentimiento y emociones, pasa por saber reconocer ese algo innato que nace dentro de ti y saber modificar tus emociones para no sufrir, para estar triste sin llorar, para poder vivir cada situación sin involucrarse y perderse en ella.





Porque la sabiduría requiere no sólo de conocimiento sino de entrenamiento, requiere saber tomar conciencia de qué parte nace en nosotros sin que podamos interferir en ella y de aquella de la que somos absolutos dueños y directores de la obra….determinismo y libre albedrío…libertad y responsabilidad...conjugándose siempre a lo largo de la vida…





Dios pone y el hombre dispone…Siempre.





Hace unos días leí una frase que me ha ayudado a no sufrir, me ha ayudado a conservar la calma y el temple y me ha permitido seguir mirando al frente tomando conciencia de que el camino es largo y que debo estar preparada para cada ascenso…espero que a Ti también te ayude:





“Qué es preciso tener en la Existencia? Fuerza en el Alma y Paz en la Conciencia”





Un beso grande, cargado de cariño y ya lo sabes, respira, toma aliento y tan solo continúa Tu Viaje.





Te quiero, Hoy y Siempre.

FOTO: Reus. (España)

martes, 19 de enero de 2010

Aprendiendo a vivir con las propias contradicciones...


A veces sí me desespera, me desespera dar dos pasos hacia delante y trescientos hacia atrás, a veces me pierdo pensando en que no es posible que habiendo avanzado tanto como avancé vuelva e insista en cometer siempre las mismas acciones.



Eso, es a veces.



Otras, me acepto, sé quien soy y adónde voy (o eso creo) y sé que hay momentos de dudas y de contradicciones.



El ser humano es, por esencia, un ser contradictorio, deseamos una cosa y hacemos otra, pensamos algo y al minuto pensamos todo lo contrario y eso es así por más que religiones, sociedades o familias enteras pretendan hacernos ver lo contrario…la diferencia estriba en el valor que tengas para asumirlo.



Porque no es fácil, no es nada fácil asumir que hoy piensas y sientes de un modo y que mañana puedes sentir todo lo contrario, no es fácil aceptar que tus sentimientos y tus pensamientos como energía que son, no se crean ni se destruyen, sino que sólo se transforman y que tu Ser no es en absoluto dueño de esa transformación.



Porque asumir eso es demasiado complicado, por no decir, imposible.



Porque es más fácil considerar que la vida es segura, estable y “sensata” y que nada es caduco, sino que todo es y será siendo como nos gusta observarlo actualmente.



Lamentable o afortunadamente no es así.



Mi vida, mi corazón, mi cerebro, mis impulsos, mis sentimientos, mis pensamientos cambian, varían y fluctúan y no sé si eso será sí hasta el fin de esta existencia o en algún momento esa dinámica cesará.



El problema está en que no aceptamos o no queremos aceptar esos cambios, porque sencillamente, no está “bien”.



Siempre he abogado por la libertad de sentimientos, de pensamientos y de acción aún a riesgo de no saber muy bien a dónde nos lleva esa senda…este extracto del libro “Verónica decide morir” de Paulo Coelho habla sobre la incapacidad de sobreponerse a la rutina…y sobre la falta de aceptación de los propios anhelos:



“La mujer lo miró sorprendida. El doctor Igor vio que había conseguido distraerla, y continuó:


—Vea bien: usted viene aquí no para saber cómo está su hija, sino para disculparse por el hecho de que intentara suicidarse. ¿Cuántos años tiene ella?


—Veinticuatro.


—Es decir, es una mujer madura, vivida, que ya sabe bien lo que desea y es capaz de hacer sus elecciones. ¿Qué tiene que ver eso con su casamiento o con el sacrificio que usted y su marido hicieron? ¿Cuánto tiempo hace que ella vive sola?


—Seis años.


—¿Lo ve? Independiente hasta la raíz del alma. Pero porque un médico austríaco, el doctor Sigmund Freud, estoy seguro de que usted habrá oído hablar de él, escribió sobre estas relaciones enfermizas entre padres e hijos, hasta hoy todo el mundo se culpa de todo. ¿Acaso los indios piensan que un hijo que se convirtió en un asesino es una víctima de la educación de los padres? ¡Contésteme!


—No tengo la menor idea —respondió la mujer, cada vez más sorprendida con la actitud adoptada por el médico. Pensó que tal vez él se hubiese contagiado de sus propios pacientes.


—Pues voy a darle la respuesta —dijo el doctor Igor—. Los indios piensan que el asesino es culpable, y no la sociedad, ni sus padres ni sus antepasados. ¿Se suicidan los japoneses porque un hijo de ellos ha decidido drogarse y salir disparando? La respuesta también es la misma: ¡No! Y vea que, según me consta, los japoneses se suicidan por cualquier cosa; sin ir más lejos, el otro día leí una noticia de que un joven se mató porque no consiguió pasar el examen de ingreso en la universidad.


—¿Podré hablar con mi hija? —preguntó la mujer, que no estaba interesada en japoneses, indios ni canadienses.


—En seguida —repuso el doctor Igor, algo irritado por la interrupción. Pero antes quiero que entienda usted una cosa: dejando aparte algunos casos patológicos graves, las personas pierden la razón cuando intentan huir de la rutina. ¿Lo ha entendido?


—Lo entendí muy bien —respondió ella—. Y si usted piensa que no seré capaz de cuidar de mi hija, puede quedarse tranquilo: yo nunca intenté cambiar mi vida.



—Qué bien —el doctor Igor mostraba un cierto alivio—. ¿Imagina usted un mundo en el que, por ejemplo, no estuviésemos obligados a repetir todos los días de nuestras vidas lo mismo? Si decidiéramos, por ejemplo, comer solamente cuando tuviéramos hambre: ¿cómo se organizarían las amas de casa y los restaurantes?


«Sería más normal comer sólo cuando tuviésemos hambre», pensó la mujer, pero no dijo nada, temerosa de que le prohibiesen hablar con Veronika.



—Sería una confusión muy grande —dijo ella—. Yo soy ama de casa y lo comprendo muy bien.



—Entonces tenemos el desayuno, el almuerzo y la cena. Debemos despertarnos a una determinada hora todos los días, y descansar una vez a la semana. Existe la Navidad para hacer regalos, la Pascua para pasar tres días en el lago. ¿A usted le gustaría que su marido, sólo porque le entró un arrebato de pasión, quisiera hacer el amor en la sala?



«¿De qué está hablando este hombre? ¡Yo vine aquí para ver a mi hija!»



—Me entristecería —respondió la madre de Veronika con mucho cuidado, esperando haber acertado.



—¡Muy bien! —bramó el doctor Igor—. El lugar para hacer el amor es la cama. Si no, estaremos todos dando mal ejemplo y propagando la anarquía.”



Cada vez que mi Ser me pide que me atreva a hacer algo diferente y mi razón intenta frenarme, recuerdo este extracto de Coelho, eso me da fuerzas para saber que yo soy un ser único, diferente, que no tengo porqué estar sometida a los patrones estándares que pretenden domesticarme y que, ante todo, dispongo de la libertad de obrar, sentir y pensar como mi propio Juez interno establezca.



Un besazo lleno de cariño y feliz martes.



Te quiero, Hoy y Siempre.







lunes, 18 de enero de 2010

Be careful with the advise you receive


Ocurre que veces no sabes dónde está la enseñanza, ocurre que dudas y buscas una respuesta, que deseas un manual de instrucciones, un libro, un amigo, un consejo, un halo que ilumine el camino y que te haga más llevadera la carga y que te facilite la senda…pero a veces, y sólo para almas entrenadas, dios deja que busques tu propia antorcha, que te proveas de tus instintos, de tus emociones, de tus pensamientos y de todo tu Ser para llegar a tu propia meta..



Porque, a veces, los consejos o las velas de los demás sirven sólo para ellos…porque cada uno es, sin duda, su propio protagonista y yo, en tu película, soy sólo una actriz secundaria.



Por eso hay que tener mucho cuidado con los consejos recibidos, porque son sólo eso: consejos: es decir, pautas de conducta que los demás ven en nosotros sin percibir nuestras emociones más profundas, respuestas a preguntas sin respuesta, palabras amables para situaciones externas…y eso no es admisible…hay que colocarse al frente de la nave, al frente de los sentimientos, de las emociones y de los pensamientos y desde ahí, decidir…cierto que veces una brújula puede ayudarnos en el sendero, pero al fin y al cabo, a quien toca mover el timón es a ti mismo, nadie puede (ni debe) hacer eso por ti.



Sé que lo más fácil y lo más cómodo seria que alguien decidiese nuestro rumbo, pero también sé que es del todo mucho más gratificante arriesgarnos a vivir y a tomar nuestras propias decisiones…porque, al fin y al cabo, no es mucho más liberador saber que nadie tiene la respuesta correcta? No es mucho más placentero saber que tenemos la opción de decidir nosotros sobre el curso de nuestra vida? Y que nadie ni nada puede marcarnos la senda?



Quizá es más arriesgado, sí, quizá es más doloroso, sí y quizá es menos seguro, pero del todo punto es mucho más gratificante y esperanzador, eso, sin duda.



Gratificante porque hagas lo que hagas sabrás que parte de una respuesta interna, de una demanda inherente a tu ser y que tú mismo te has labrado tu camino; y, esperanzador, porque al fin y al cabo, sabemos que nada es perenne, que la vida fluye y que tú deberías limitarte a vivirla … como pez en el mar.



Elige, sortea, marca y camina…

Un besazo enorme y "cuídate mucho" Mi Vida.

"piensa que el futuro es una acuarela y tu Vida, un lienzo que colorear"- Toquinho.



Te quiero, Hoy y Siempre.

lunes, 4 de enero de 2010

Todo "no" está bien...



Ayer sesión de cine, película: “Todos están bien”…muy recomendable, sin duda.



Habla de la necesidad de expresar las emociones, de la premura de sentir cerca a las personas que amas…pero cerca no en el simple sentido de convivir, sino en el de sentir, palpar y conocer de verdad a la otra persona, al otro Ser, a aquel que te acompaña en esta Travesía.



Porque, a veces, en la vida, tu propio hermano o tu padre o un abuelo vive una serie de circunstancias que trata de obviar para no preocupar, para no hacer daño, para no herir…cuán absurdo y cuánto tiempo desperdiciado…en lugar de asumir, afrontar, vivir, experimentar y compartir la emociones, a veces, las guardamos en cajitas con broches de oro para intentar que los demás no sufran o no nos vean sufrir,..desconociendo que quizás, si compartes tu dolor o tu pena éstos serían mucho más pequeños, adquirirías perspectiva en el problema y tu ser querido, ése que te acompaña y que está junto a ti, se sentiría parte de tu vida, de tus problemas, se sentiría útil porque podría no sólo alentarte en tu vida sino también caminar a tu lado.



Si privamos a los demás de demostrarles nuestra belleza nos pasaremos la vida pensando en qué hubiese sido de haber asumido el riesgo de ser y vivir tu verdad, de compartir tus verdaderas experiencias y no sólo aquellas inventadas o creadas porque suenan bien en el guión.



La película relata la historia de un padre exigente, sin maldad, pero exigente, que pretendía que sus hijos fuesen admirables, perfectos, sabios y triunfadores…sin percatarse de que ya todos somos perfectos por el mero hecho de vivir….sus hijos pretendían agradarle y contentarle privándole así de conocer su verdadera vida…mostrando una cara amable, un guión, donde todo encajaba, como digo, “perfectamente”.



Cuánto tiempo desperdiciado….cuántas relaciones vacías y ficticias…lástima que haya vidas que transcurran sin sonido, sin verdad y sin armonía…y lo peor, sin exhibir al mundo su propia belleza.



Lástima que a veces no tengamos el valor de asumir quiénes somos, porque es mucho menos doloroso y mucho más fácil inventarse una realidad que contar la propia.



Yo deseo que sepas que tu Verdad es única e inconfundible, no temas mostrarla porque en tu sonrisa se halla tu vida, en tu mirada tu alma y tu Ser es, simplemente, maravilloso.



También te deseo valentía para que, cuando alguien reúna valor y se abra a ti, puedas mostrar compasión, empatía, ternura y sobre todo, comprensión porque cada persona es única, diferente y combina sus pensamientos y sus emociones de un modo completamente genuino y ajeno al tuyo...no pretendas aplicar tus esquemas mentales y actitudinales para entender al otro, sino que, te reto a que intentes adquirir la certeza de que el otro es una máquina perfecta, aún cuando cuente con un diseño completamente dispar al tuyo…(o precisamente por ello…) y de ahí radica la grandeza y la magia del vivir… en encontrarnos frente a frente con seres tan iguales en esencia y tan diversos en las formas y que cada uno aporte su grano de arena en la construcción de esta vida, Nuestra Vida.



No te pierdas, por favor, toda esa belleza cuando otro se atreva a mostrártela sin tapujos, pues en ese momento, espero que recuerdes lo harto complicado que es mostrar el alma que habita detrás del personaje.



Si te deseo todo esto es solamente porque sé que entre todos podemos hacer de este mundo un lugar más sincero, más humano, MEJOR.



Y también sé que Tú eres una pieza esencial de todo ese proceso, ya que sin tu propia esencia jamás se obtendría todo el Perfume.



Te adoro mi Alma.



Un besazo.